3 diciembre, 2021 Perú

Sector minero contribuye con la mayor recaudación tributaria: aporte se mantendría el próximo año

Derecho Tributario y Comercio Internacional

Analistas estiman que minería seguiría siendo el principal sector contribuyente para el 2022.

Empresas mineras han generado recaudaciones importantes.

Empresas mineras han generado recaudaciones importantes.

La Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat) informó que en noviembre de este año la recaudación tributaria alcanzó los S/ 13.034 millones de ingresos para el Gobierno Central, monto mayor en S/ 4.431 millones a lo recaudado el mismo mes del 2020 registrando un incremento de 43,4%, y de 27,9% respecto a lo registrado en noviembre del 2019.

Dante Sanguinetti, socio de Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría, estima que el resultado de la recaudación se ha dado por la recuperación de la actividad económica, el tipo de cambio elevado que explica una mayor recaudación generada por las exportaciones del sector minero, los dividendos del pago de impuesto a la renta de segunda categoría y los pagos extraordinarios de regularización que realizaron algunas empresas mineras.

Sin embargo, señala que para el próximo año la recaudación dependería de la dinámica entre el Congreso y el Ejecutivo respecto a lo que se apruebe del pedido para que pueda legislar en materia tributaria y las medidas que se tomen para ampliar la base de contribuyentes.

“Más allá de las solicitudes puntuales, el Gobierno debe simplificar el régimen para las medianas y pequeñas empresas, luego del empobrecimiento afrontado en la pandemia, y hacer atractivo el acceso a la formalización”, anotó Sanguinetti.

Por su parte, Alfredo Thorne, exministro de Economía y Finanzas, coincide en que el factor más importante en los resultados de la recaudación ha sido el sector minero y el pago de los vencimientos de deuda que algunas empresas mineras tenían con la Sunat. Sin embargo, si no hay una reforma tributaria, la recaudación disminuirá el próximo año, anotó.

“Estamos viendo que nuestros socios comerciales, en términos de exportaciones, han reducido su crecimiento a partir de octubre y noviembre. Eso significa que el empuje que teníamos del sector externo pierde importancia y, por lo tanto, la recaudación minera tendría un efecto parecido (disminuiría)”, señaló.

En tanto, el Fondo Monetario Internacional (FMI) destacó en su informe preliminar sobre el régimen fiscal peruano, que el régimen tributario minero, basado en un esquema por utilidades, es importante para mantener la competitividad del Perú como destino de inversión.

En ese sentido, aseguró que el sistema fiscal peruano para la minería es competitivo internacionalmente, con una carga menor o similar a la de otros países y que, dentro de dicho esquema, hay un espacio para aumentar la progresividad, es decir, poner tasas impositivas adicionales.

Crecimiento

El Banco Central de Reserva (BCR) estima que los términos de intercambio (relación entre los precios de las exportaciones y los precios de las importaciones) alcanzarían su punto más alto de los últimos veinte años entre el 2021 y el 2022, por lo que en el mediano y largo plazo la cotización del cobre será aproximadamente un 25% superior a la del 2020.

Por ello, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) considera necesario realizar una reforma tributaria antes del cierre de este año.

Sanguinetti afirma que la minería seguirá siendo por un tiempo más el principal sector contribuyente y también se espera el aporte del sector agrario para el 2022. Además, podría estimarse una reactivación del sector turismo, pero, debido a la crisis sanitaria que seguimos afrontando, es difícil asegurarlo.

“Se pretende implementar una reforma tributaria a la minería, pero vamos a ver qué tanto se puede ‘apretar’ a ese sector que ya tiene una carga tributaria muy alta, compuesta por el Impuesto a la Renta, regalías, Impuesto Especial a la Minería y el Gravamen Especial a la Minería. Pero, sin duda seguirá aportando”, señaló Sanguinetti.

Para Thorne, los demás sectores irán en línea con el crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) y será un aporte menor ya que la economía disminuirá su ritmo de crecimiento.

“La economía crecerá 2,4% a fin de año y la recaudación el 2022 estaría alrededor del 5% o 6%, pero claramente van a ser niveles más bajos de los que hemos visto este año, que cerraría con muy buena recaudación. Las proyecciones del MEF nos dan la impresión de que podríamos terminar este año con una recaudación tributaria en 15% o 16% del PBI”, dijo.

Sin embargo, Sanguinetti advierte que la inversión pública y privada se sigue contrayendo. “No le daría todos los créditos al Gobierno, las inversiones se siguen contrayendo por meses consecutivos dada la coyuntura, especulación y lo cautelosos que vienen siendo los inversores. [Todo esto] nos va a pasar factura más adelante”, aseveró.

Fuente: El Comercio

Link Publicación