29 octubre, 2021 Perú

Pedido de facultades: ¿qué efectos tendrían las medidas planteadas por el Ejecutivo?

Derecho Tributario y Comercio Internacional

Reformas del Ejecutivo generarían S/12 mil millones al Estado, afirmó Pedro Francke, ministro de Economía y Finanzas.

Pedro Francke detalló las medidas tributarias que el Ejecutivo realizaría si recibe las facultades legislativas. (Foto: Reuters)

Pedro Francke detalló las medidas tributarias que el Ejecutivo realizaría si recibe las facultades legislativas. (Foto: Reuters)

En junio pasado, el ministro de Economía y Finanzas, Pedro Francke, indicó en una entrevista a El Comercio que la propuesta del Gobierno no consideraba la posibilidad de elevar la tasa del Impuesto a la Renta (IR) ni la del Impuesto General a las Ventas (IGV). Ayer, un día después de que el Ejecutivo le solicitara al Congreso las facultades para legislar en materia tributaria, la situación cambió.

Durante una conferencia de prensa, Francke indicó que las reformas planteadas le permitirían generar S/12 mil millones adicionales al Estado, en caso de que fueran aprobadas. Esto representaría un aumento del 1,5% del PBI. Uno de los puntos más importantes es modificar las tasas que pagarán de IR las personas con ingresos anuales superiores a los S/300 mil. “A partir de esta cantidad y los que ganan más de eso, por el exceso de ese monto [deben] pagar una tasa mayor”, explicó.

El pedido de facultades busca, entre otras cosas, modificar las tasas del IR para las personas naturales. Esta situación generaría que, dependiendo del detalle de la norma, se pueda crear un nuevo tramo de impuestos para los trabajadores que ganen más de 45 UIT al año, o que se aumenten las tasas que debe pagar el tramo más alto.

“Esto significa que la tasa de IR de 30% aumente a 32% o 34% de retención para el grupo de los que más ganan, quedándonos con los cinco tramos, o que se cree un sexto tramo, un nuevo escalón que establezca otro límite”, explicó Rodrigo Flores, socio del estudio Hernández y Cía.

Para Walker Villanueva, socio del estudio Philippi, Pietrocarrizosa, Ferrero DU & Uria, el incremento podría llegar hasta el 35% del IR. “Este cambio no necesariamente afectará a quienes tienen altas riquezas. Desde los que aproximadamente ganen S/20 mil soles o más también van a tributar más. Y por el incremento de tasas podrían llegar a pagar hasta el 35% del IR”, señala.

La cuestión de los inmuebles

Por otro lado, el Ejecutivo también pretende gravar en mayor medida a quienes tengan ingresos por renta o alquiler de inmuebles, y rentas de capital. Hoy, la tasa a las rentas del capital es del 5%. Según Francke, este aumento no superaría el 10%.

Para los especialistas consultados, las proyecciones de recaudación del MEF podrían fallar, dado que no hay un contexto de expansión inmobiliaria. “La pregunta es si las personas naturales en la coyuntura actual tienen más trabajo, si sus sueldos han aumentado, si van a tener más ingresos, si van a comprar o alquilar más inmuebles. Suena bien la medida, pero creo que no está aterrizada en la actualidad”, advirtió Klever Espinoza, socio del estudio KERZ.

Esta situación también propiciaría que el precio de los alquileres sea mayor. “El proyecto dice que no hay mucha lógica que los trabajadores paguen entre el 8% y el 30% del IR y los que arriendan el 5%. Entonces le aumenta el impuesto para reducir la inequidad del sistema. Entonces quienes alquilen van a tener que pagar entre el 8% y 10% con los efectos de la economía y eso podría trasladarse al precio de arrendamiento. Entonces el inquilino deduce un mayor gasto”, afirma Flores.

Efectos en independientes

Asimismo, la propuesta busca reducir las deducciones de las rentas para trabajadores que se encuentren en la cuarta categoría del IR, es decir, independientes. Actualmente se les permite deducir el 20% de sus ingresos por conceptos de gasto de realización de trabajo, con un límite de S/528 mil de ingresos anuales. Según el pedido de facultades “este límite es excesivo y muy superior al de otros países de la región, por lo que debe reducirse”.

“Lo que hemos verificado es que la gente que gana hasta S/528 mil anuales, que es bastante dinero, se les permite deducir hasta S/105 mil de sus ingresos. Eso se descuenta y no se paga impuesto. Nos parece que esa cantidad es excesiva”, expresó Francke.

Esta situación generaría que los independientes paguen más impuestos al retirarles la opción de deducir el 20% por concepto de gastos, lo que propiciaría que generen menos ingresos.

“No es un beneficio, sino un perjuicio, porque ese 20% hoy reemplaza una deducción real. Sin esa tributación, el trabajador independiente podía comprar herramientas para su labor. [Sin ella] todos esos costos necesarios para realizar su profesión se mantienen […] Entonces estás cogiendo un pequeño grupo que no sé cuánto aportará para la recaudación y los estás haciendo tributar más de lo que hacían antes”, afirma Jorge Picón, socio de Picón y Asociados.

El alza del precio del gas licuado (GLP) es una de nuestras principales preocupaciones hoy en día y nos lleva a pensar en el gas natural vehicular, un segmento olvidado en los últimos años. Si vemos las cifras de Osinergmin, el precio promedio de GLP en Lima aumentó en 59% entre enero del 2020 y agosto de este año. El gas natural vehicular, subió apenas 0,63%. ¿Por qué y cuáles son sus barreras de masificación en el transporte?

El IGV en seguros de vida

Hoy, los seguros de vida están exceptuados del pago del IGV. El pedido de facultades busca agregarlo, lo que propiciaría que el 18% adicional se vea reflejado en su valor de mercado. “Estás afectando a las personas de clase media, que pagarían un 18% más. Eso desincentiva la posibilidad de adquirirlos”, afirma Villanueva.

Por este motivo, este tipo de seguros correría el riesgo de ser menos competitivos en comparación a las ofertas del extranjero. “Aldía de hoy compiten los seguros peruanos con los seguros de vida internacionales. Entonces agregar el IGV sería absurdo porque el pago se va al usuario, lo que haría menos competitivas a las empresas peruanas frente a las extranjeras que tienen menos costos”, explica Picón.

Otras medidas

Francke agregó que las propuestas implican establecer un mecanismo para cobrar el IGV a los servicios de ‘streaming’ (como Netflix, Disney+, HBO Max, entre otros). Precisó que este rubro está obligado, por ley, a pagar impuestos, pero que aún no existen las formas de cobrarlo. “Se va a establecer el mecanismo operativo [para el cobro de impuestos]”, apuntó el ministro.

Adicionalmente, mencionó que se busca aplicar tasas progresivas al impuesto vehicular y gravar a las embarcación de recreo (como los yates).

Asimismo, señaló que se buscará aplicar tasas progresivas en el impuesto a los vehículos. “El que tiene un carro que vale US$250.000 o US$150.000. Veo unos carros en la calle que me pican el ojo y me hincan el hígado, pueden pagar un poquito más”, indicó el ministro y agregó que también se apuntará a que no paguen impuestos las personas cuyos vehículos fueron robados.

"Veo unos carros en la calle que me pican el ojo y me hincan el hígado, pueden pagar un poquito más [impuestos]", señaló Francke en conferencia de prensa. (Foto: archivo GEC)

“Veo unos carros en la calle que me pican el ojo y me hincan el hígado, pueden pagar un poquito más [impuestos]”, señaló Francke en conferencia de prensa. (Foto: archivo GEC)

Adicionalmente, el ministro señaló que también las personas que cuentan con yates tienen que aplicarse el cobro de impuestos

Respecto a la reforma del Gobierno con el pedido de facultades, el exministro Luis Miguel Castilla señaló que se apunta a atacar el bajo nivel de presión tributaria, relacionado al incumplimiento en el pago de tributos, y que apunta a que exista un sistema progresivo, en el que “los que perciben menores recursos paguen menos impuestos y los que tienen más, paguen más”.

Acotó que las propuestas del gobierno está enfocada dentro del sector formal de la población y que están pensadas “en irse hacia los segmentos mayores y medios. Está tratando de ser cuidadosa de no afectar los bolsillos de la clase media y dada la coyuntura, que todavía la clase media ha sido golpeada por la situación de la pandemia y la cuarentena”.

Sin embargo, precisó que gravar a determinados sectores puede conllevar a mayores controversias e incentivar el incumplimiento de pago de impuestos.

“La cuestión no es caer en gravar de manera confiscatoria a ciertos sectores y que esto lo que puede conducir es a mayores controversias, si se considera discriminatorio o confiscatorio, o incentivar un mayor incumplimiento. Al final se incumple porque quizás las tasas son elevadas en el Perú o hay problemas de fiscalización insuficiente”, sostuvo.

Fuente: El Comercio

Link Publicación