14 febrero, 2020 Perú

DU 021-2020: ¿despegarán las inversiones en infraestructura?

Infraestructura y Proyectos

Hemos visto en los últimos años una baja ejecución de inversiones públicas pese a la existencia de presupuesto, así como un retraso importante en la adjudicación de proyectos de infraestructura, pese al interés de inversionistas locales y extranjeros, quienes, lamentablemente, en muchos casos terminan decidiendo llevar sus recursos a otros países de la región.

En este contexto, se ha publicado el Decreto de Urgencia No. 021-2020, que establece el Modelo de Ejecución de Inversiones Públicas a través de Proyectos Especiales de Inversión Pública (el “DU”).

El referido modelo busca fomentar la creación de Proyectos Especiales – sectoriales o multisectoriales – los cuales podrán utilizar mecanismos como, entre otros, gestión de proyectos (“PMO”), contar con asistencia técnica para la gestión y ejecución de inversiones, utilizar la metodología colaborativa de modelamiento digital de información para la construcción (BIM) –regulada previamente a través del Decreto Supremo No. 289.2019.EF- y de modelos contractuales de estándar internacional, además de dictar disposiciones para agilizar la liberación de interferencias y condiciones especiales para la contratación de funcionarios.

El DU, entre otras cosas, permite que los Proyectos Especiales utilicen contratos estándar usados internacionalmente, como FIDIC y NEC, fuera del marco de la Ley de Contrataciones del Estado, dando a los sectores mayor agilidad para la ejecución de inversiones públicas. Aun cuando seguimos en la expectativa de los lineamientos que deberán ser publicados por el Ministerio de Economía y Finanzas para estas contrataciones, esperamos que esta apertura permita dar mayor agilidad a los sectores, a través de procedimientos de contratación más rápidos, transparentes y eficaces.

También merece destacar la posibilidad de que las inversiones realizadas por los Proyectos Especiales puedan iniciarse sin la necesidad de contar con las licencias de habilitación urbana o de edificación, con cargo a la regularización respectiva (en línea de lo previamente permitido para los proyectos del Plan Nacional de Infraestructura para la Competitividad – PNIC), lo que también representaría un ahorro de tiempo importante en los plazos de ejecución de obras.

Sin perjuicio de todo lo anterior, la única manera de que los Proyectos Especiales cumplan con los objetivos del DU es si estos cuentan con personal suficiente y calificado, para lo que, además de establecer el régimen de contratación (CAS), es también necesario ofrecer condiciones de trabajo atractivas, que generen interés de profesionales con experiencia y conocimiento en gestión de proyectos y contratos estándar como FIDIC y NEC, modalidades aun nuevas para el sector público del Perú.

Es claro, sin embargo, que, como toda norma, quedaremos en la expectativa de reglamentos y lineamientos a efectos de asegurarnos de que este nuevo marco legal rinda frutos.

Fuente: Gestión